10 may. 2014

Documental, ocurrencia y pensamiento (1º parte)


Por Eliadys Sayalero

         El profesor argentino de filosofía Pablo H. Bonafina explica que nuestra mente tiene ocurrencias todo el tiempo, pero sólo el pensamiento tiene la facultad de procesar y enfocarse en los asuntos importantes
Muchos documentales se comienzan a hacer sobre una ocurrencia, sobre algo que “apareció” de repente en nuestra mente y que nos pareció “genial”.  Movidos por la ignorancia, de buenas a primeras se decide darle vuelo a la ocurrencia porque la única medida utilizada es lo sorprendidos que nosotros estamos ante esa idea fugaz que pasó repentinamente. Es la diferencia entre trabajar sobre la base de una imagen pasajera, un "antojo mental", y el resultado de un proceso de pensamiento complejo de análisis y reflexión.
Un ejemplo concreto.   Conocí a una mujer sin brazos en un centro de copiado que pintaba.  Ocurrencia: “Oh, he aquí una mujer sin brazos que pinta”  Yo, que no he tenido ninguna experiencia cercana con personas discapacitadas, me sorprendo.  “Voy a hacer un documental sobre esta mujer sin brazos que pinta porque es increíble, yo no nunca había visto algo así”.    Cuando se empieza a hacer un documental sobre esta base, estoy trabajando sobre una ocurrencia, no sobre un pensamiento elaborado. La única medida que estoy utilizando es mi asombro  y es algo muy débil para emprender un proyecto documental porque mi ignorancia transforma al personaje en un objeto de circo solamente, es decir,  una persona con limitaciones que ha desarrollado una habilidad extraordinaria. 


La película de Consuelo, que dirigí en el 2013 junto a Diego González Zorrilla.    Sobre esta ocurrencia se comenzó a grabar porque Consuelo quería hacer una película para ayudar al centro donde estaba recluida su hija con discapacidad mental.   La iniciativa de ella  nos parecía “asombrosa”  y  se decidió junto con el equipo de la escuela hacer el documental.   Sin embargo, después de la segunda sesión de grabación, sabíamos que el enfoque seguía basado en el asombro y César nos los hizo saber con una pregunta aplastante: ¿y además de una mujer sin brazos pintando en varios lugares que más van a hacer? .
Era el momento de detenerse y replantear todo lo hecho hasta el momento...  

Publicado en el Boletín Puntos de Vista Nº 41

No hay comentarios.:

Publicar un comentario