27 feb. 2011

El 3D llegó al documental

“La última frase que esperaba escuchar en mi vida era vamos a ver la película 3D de Werner Herzog… Aun así está aquí, y es fascinante.” Dijo la revista Vanity Fair sobre la última película del afamado documentalista. Nadie se hubiera esperado que el director de “Mi Enemigo Íntimo” y de “Fitzcarraldo”, apareciera con un film en 3D, técnica considerada comercial y de películas de espectáculo. Pero él afirma todo lo contrario, dice que el futuro de documental está en el 3D. Y no viene sólo, pues nada menos que Win Wenders también llega este año con un documental 3D titulado “Pina”.
Wim Wenders fascinó en la Berlinale con “Pina”, una cinta homenaje a su compatriota y amiga, la coreógrafa Pina Bausch, y Werner Herzog alumbró con el documental “Cave of forgotten dreams” (Cueva de los sueños olvidados). Ambos realizadores pasaron con éxito el reto artístico de hacer un buen cine de autor europeo en 3D. Concentrándonos en el largometraje de Wenders, “Pina” representa, en palabras del propio director, un “trabajo de duelo, pero no una obra triste”, esto lo dijo refiriéndose a la muerte de Pina Bausch en el verano de 2009. Pina combina muchos bailes, algunos en escenarios teatrales y muchos otros en lugares al aire libre: parques, en una fábrica abandonada, cruces de calles, etc. Con las tres dimensiones se puede observar un movimiento especial de los cuerpos mientras bailan y se ofrecen algunas escenas impresionantes, como la del tranvía. El baile es en relieve, muy exquisito y emocionante.
  
Por su parte, Werner Herzog golpea duro con “Cueva de los sueños olvidados”. Se adentra en el descubrimiento de la cueva de Chauvet, en Ardeche (sur de Francia), en el año 1994. Esta cueva contiene en sus paredes más de 400 dibujos que datan de una antigüedad que supera los 30.000 años. Los investigadores tienen acceso a esta cueva sólo en determinados momentos y han acompañado y controlado al cineasta en su documental en 3D. En la cinta se pueden admirar imágenes impresionantes que van acompañadas con una mística música. También pone su voz en off y hace reflexionar sobre importantes cuestiones de la evolución de la cultura humana.

Los dos realizadores alemanes han sacado un buen provecho de las nuevas tecnologías y permiten que los espectadores aprecien al baile y a las pinturas rupestres de un modo diferente. Un modo más intenso, atractivo y emocionante.
Y llega otro grupo de alemanes con otro documental 3D: “Das Auge 3D. Life and Science on Cerro Paranal” (El Ojo 3D. Vida y ciencia en Cerro Paranal). En junio 2009, un equipo de filmación alemán especializado en películas 3D, acompañó a Dr. Joe Liske en un viaje desde las oficinas centrales de ESO en Alemania hasta el Desierto de Atacama, en Chile. Junto a las increíbles imágenes de los telescopios y las explicaciones sobre el funcionamiento de los equipos, la película también sigue la vida de las personas en Paranal: astrónomos, ingenieros, físicos y técnicos.

Tambien en España hubo 3D.
En la presentación de DocsBarcelona 2011 se presentó “Toro y Torero” en pleno debate sobre si las corridas de toros deben ser prohibidas en Catalunya.
El productor, escritor y director Carles Porta trae un documental sobre los días previos al duelo en la plaza, pero no se trata de una clase de toreo ni de una apología de simbolismos, “Toro y torero” es una mirada sutil e inteligente a la vida y la muerte, personificada en el diestro Antonio Ferrera, en su mozo de espadas, su hermano Diego Ferrera, y en su gente. Porta no se mete en clichés de fiesta nacional o patriotismos de ningún tipo; ni siquiera defiende ninguna posición. Es una exposición, un documento minimalista, plásticamente bellísimo sobre lo que hay antes de la corrida, sobre los pequeños detalles, sobre los idílicos paisajes de la Dehesa extremeña, de Badajoz y Cáceres, por donde pastan estos sobrecogedores mamíferos, sobre cómo viven y sobre qué le puede pasar por la mente a alguien que se enfrenta a un animal de 400 kilos y que antes ha recibido 29 cornadas; es una visión sobre la belleza, la soledad, sobre el destino, universal a todos.
En “Toro y torero” no hay muerte implícita ni tortura al animal. Porta habla de la soledad humana, de la vida, y no se distrae en enseñarnos sangre y sufrimiento sino que se centra en los momentos de silencio y de calma que hay antes de esa fatal batalla.
Fuentes: Cine365, Cartelera 10, Noticias del Cosmos, El Mexicano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario